Consecuencias de los amarres de amor

Las consecuencias de los amarres de amor varían entre sí. Dado a la energía y fe utilizada para llevarlos a cabo. Si bien es cierto que cada quien espera de ellos resultados eficientes, no siempre ocurre así.

Todo esto, quizás se deba a muchos factores implícitos entre los que están el creer ciegamente que verán los resultados de inmediato. O por el contrario, estar renegando por una u otra cosa que pueda salir mal. Que a su vez implica atraer consecuencias de los amarres de amor fortuitos.

Muchas veces somos los únicos responsables de que las cosas no se den como esperamos. Oportunamente, afirmamos tener una fe para conseguir la resolución del problema que nos aqueja. Mientras que otras veces las acciones que llevamos a cabo, dicen lo contrario.

Los sentimientos de culpa también pueden dar pie a diversas consecuencias producto de los amarres de amor. Imposibilitando que la gracia que esperamos de Dios nos llegue con la velocidad ansiada.

Consecuencias para la salud mental

En términos científicos, el tema de las consecuencias de los amarres de amor, han sido abordados por el psiquiatra francés Tobie Nathan. Quien en sus investigaciones encontró que los amarres de amor, en su mayoría, afectan la salud mental.

Nathan considera, que dado a que estos amarres, a veces funcionan a todo como se espera, básicamente va creando dependencia a la práctica. Algo muy común en personas que usan la magia como una alternativa para solucionar los problemas de pareja.

En torno a la espiritualidad, muchos religiosos han señalado cierta paranoia en quienes se dedican a realizar amarres de amor. De igual manera, esta paranoia actúa como modificadora de valores y virtudes.

Es lógico pensar, que ante estas consecuencias tan explicitas, los practicantes continuos de amarres de amor, terminan necesitando orientación psicológica. Quizá la salud mental es la más afectada.

Y se muestran como consecuencia de los amarres de amor pocos convincentes. Aunque relativamente envolventes y agotadores, cuando la relación entre cónyuges ha llegado a generar crisis en el seno familiar.

Esto se debe, a que no solamente la pareja que ha perdido a su compañero se dedica de lleno en el deseo de recuperarla. Sino que también, que al usar un amarre de amor se involucra a otros de su grupo familiar.

Consecuencia emocionales

Las consecuencias de los amarres de amor obedecen a patrones conductuales no operativos en las personas. Donde se presenta un contexto corrompido en lo espiritual y moral.

Todo esto irrumpe en la norma, de violar lo que no es permitido para conseguir lo que se desea. A costa incluso, de actitudes que no se corresponden con la actuación común. Claro está, que como infringe normas genera conflicto.

Las personas emocionalmente sanas, aceptan con más facilidad una ruptura sentimental. Aunque buscan paliativos para recuperar al ser que le ha abandonado, sufren la perdida y sobrellevan su duelo sin que sus creencias se vean alteradas.

Sin embargo, no ocurre lo mismo con quienes saturados de inseguridad, abandono y desprecio experimentado por relaciones tormentosas. Indagan sobre la forma de mantener a la pareja a costa del dolor. Devaluándose como persona y llevando su autoestima por niveles tan bajos que casi la destruyen.

Es evidente que ante todas estas situaciones empiezan a manifestarse trastornos de conducta patológicos. Dejando de lado la posibilidad de recurrir a orientadores de pareja o terapeutas en relaciones de amor.

La confusión mental es común en quienes, por largo tiempo, han practicado amarres de amor. Ciertos delirios son producto de la agitación que le implica ir de un hechicero a otro. Con la firme intención de conseguir lo que desean de los amarres que disponen.

¿Cómo deshacer un amarre de amor hecho por mí?

Con este ritual, el hecho de pensar en cómo deshacer un amarre de amor a otra persona queda cubierto. Los elementos que necesitas para ello, son estos:

  • una hoja de papel de color blanco.
  • Un lápiz o lapicero de tinta negra.
  • Una veladora blanca pequeña.
  • Dos levas de ajo.
  • Un bol de cristal con agua.
  • Fósforos.

Coloca todo sobre una mesa o el piso. Sobre el papel apunta tu nombre y el de persona a la que le hiciste el amarre. Quita las conchitas de las levas de ajo y con la ayuda de un cuchillo has una pequeña fisura en ambos.

Es indispensable que evites que se abran completamente y luego ponlos junto a la veladora.

Enciende la veladora con los fósforos, mientras visualizas en tu mente lo que deseas lograr con este ritual. Toma la hoja donde escribiste los nombres y apretándola entre tus manos recita la siguiente oración:

Libera a esta persona de mi hechizo y que ambos seamos libres en el amor

Esta oración debes repetirla siete veces. Coloca las levas de ajo en el bol con agua e incinera el papel con la llama de la veladora. Cuando este consumido totalmente, vierte las cenizas en el bol.

Una vez que la veladora se haya consumido, el amarre estará deshecho. Culmina el ritual, tomando las levas del ajo y entiérralas en la tierra para que la energía regrese a la naturaleza.

¿Cómo romper un amarre hecho sobre otra persona?

Para realizar este hechizo, lo primero será tener muy claro que efectivamente, la persona que deseas liberar está bajo la influencia de un amarre de amor. Es muy importante que participe de este ritual.

Dicho esto, los elementos que vas necesitar para deshacer el amarre de amor que hizo otra persona son:

  • Una veladora de color rojo.
  • Un vaso con agua.

Enciende el incienso para que generes un ambiente de paz en el lugar donde ambos se encuentran. Indícale a la persona, que tome el vaso con agua y se ponga de pie frente a ti. Prende la veladora, sin olvidar hacerlo con fósforos, mientras solicita el poder para obrar con bien sobre las personas involucradas.

Toma las manos de la persona afectada y colócalas de forma cruzada sobre su pecho e indícale que cierre los ojos al tiempo que recita la siguiente oración:

Doy gracias al universo por permitirme romper estas ataduras y darme la libertad de poder yo mismo en cualquier momento y lugar.

Respira profundamente y concéntrate en los objetivos que te has planteado en tu interior para que recibas la fuerza que necesitas para lo que vas a hacer. Abre tus ojos y utilizando las tijeras corta las ataduras que se harán visibles para ti y rodean a esta persona.

Si la fuerza del amarre es poderosa, será necesario que repitas este ritual luego de los quince días para ir suprimiendo todos los amarres que atan al afectado.


¡Comparte!


Deja un comentario